Quienes somos

Bienvenidos

Silvia Valls

Soy terapeuta manual, cuidadora y amante de cada rincón de Lo Paller del Coc.

 

Hasta que vine a Surp mi vida estaba muy ligada al ritmo de vida de Barcelona. La madurez, la experiencia … te pone en su sitio y te llama a buscar lo que realmente tu corazón te pide. Es por este motivo que un buen día decidimos hacer el giro y llevar las maletas hacia el Pallars.

Trabajé durante doce años cuidando de personas mayores, donde me impliquè mucho con las personas que debía atender. Aunque me gustaba mucho lo que hacía en la ciudad, era más fuerte el anhelo de encontrar mi espacio en el mundo rural, Surp nos estaba esperando.

Ahora estoy  donde quiero, haciendo lo que quiero y lo que me gusta. Tengo un contacto muy cercano y directo con las personas que vienen al Espacio de Bienestar. Hago terapias manuales que me permiten aportar a la persona con la que trato una mejora en su estado físico y emocional. Aquí me muestro tal como soy, es mi espacio de libertad donde me siento sincera y cercana con los que estais en casa.
La paz, el silencio y la luz de Surp hacen que sea mucho más fácil dejarse ir y ponerse en mis manos. Muchas veces una vez terminado el masaje, surge un momento mágico mientras charlamos y compartimos una infusión.

Me gusta que los pequeños detalles sean visibles, personalizar cada habitación para vosotros y hacer todo lo posible para que os sintais como en casa.

Mariano y yo, os damos la bienvenida!

Mariano Gonzalvo

Soy y vivo como cocinero, me sale del corazón, he dedicado toda la vida a remover entre fogones y mesas de trabajo, aprendiendo y enseñando la magia de transformar los alimentos en instantes de placer.

 

Después de muchos años como cocinero, profesor y de dirigir los estudios de la Escuela de Hostelería Hofmann ,  de lograr una carrera profesional en el mundo urbano de la gastronomía, decido con Silvia cambiar de escenario. En 2004 hacemos el paso adelante de buscar un espacio lejos de lo que hasta ahora conocíamos  y cerca de lo que nos faltaba en la ciudad.

Aterrizamos en Surp, un pequeño pueblo del Valle de Àssua, en el Pallars Sobirà. Compramos  y restauramos un pajar antiguo, hoy aquellos escombros son un espacio magnífico y acogedor: Lo Paller del Coc.

Mi sueño era compaginar trabajo y vida, que la pasión fuera la manera de vivir. Vivo la cocina desde la coherencia, la responsabilidad y la libertad.

Soy de pocas palabras, mi lenguaje son los aromas, las texturas y los sabores. Mi mensaje es el plato, mi cocina es franca, directa y transparente.
En el Espacio Gastronómico no hay ni barreras ni cortinas ni puertas. En el mismo espacio convivimos los comensales y yo compartiendo el placer por la cocina.

Mi propuesta, tanto de comidas como de talleres de cocina, quiere ser una experiencia única hecha a medida y medida para que el placer y la salud convivan de una manera armónica. Los alimentos que  cocino son de primera calidad, locales, ecológicos, artesanos … con nombres y apellidos para que toda la energía de la tierra llegue a ti.

La Silvia y yo, os damos la bienvenida!